fbpx
Agosto copia

¿Qué es y cómo funciona un funnel?

El embudo de conversión o funnel, es un término de Marketing Digital que engloba el proceso y los distintos pasos que un usuario da dentro de la web hasta cumplir un objetivo, ya sea completar una transacción o dejar sus datos en un formulario.

Con el funnel puedes conocer el porcentaje de pérdidas existente en cada uno de los pasos que da el usuario en tu página web y, así, optimizar, con estos datos, aquellas partes de la web dónde se pierdan más usuarios.

Por tanto, el funnel es una parte realmente importante para los resultados de ventas, por lo que suele ser tarea de los directores comerciales o de los responsables de marketing.

Cuáles son las fases de un funnel

El embudo o funnel se sustenta en gran medida de una buena estrategia de Inbound Marketing, y sus fases son tres:

Top of the Funnel (TOFU):

En esta etapa, el usuario está interesado, ya que tiene una necesidad. Sin embargo, aún no se ha planteado la adquisición de un producto o servicio. Por ello, en este punto, es relevante potenciar contenidos informativos. Por ejemplo: Sesiones virtuales informativas (Webinars) en los que se da respuesta a las dudas iniciales de los interesados.  

Middle of the Funnel (MOFU)

Aquí, el usuario se encuentra en una fase más avanzada. Ya se encuentra atraído, pero aún no se ha decidido.  Por ello, lo más relevante será posicionarse en su Top of Mind.

Para ello, las infografías, los eBooks o los casos de éxito basados en tus propios productos o servicios y que aporten valor y sean de calidad, pueden ayudar mucho.

Bottom of the Funnel (BOFU)

En esta fase, el usuario ya está preparado para hacer la transacción. Por lo que sería realmente positivo mandar cupones de descuento, demostraciones gratuitas, novedades, etc. Las Newsletters pueden ser una buena herramienta para ello.

Diseño web, clave para un buen funnel

Además del Inbound Marketing, el diseño web es clave para que el embudo de ventas sea eficaz. Por ello, desde la escuela online de ISDI, os aconsejamos:

Web responsive:

Tu eCommerce debe estar optimizada para todo tipo de navegadores y dispositivos móviles. Diseño limpio y claro: Los usuarios agradecen páginas web limpias, en las que se vea la información de forma clara, directa y ordenada. El visitante no debe dar muchas vueltas si busca un “contáctanos” o la cesta de la compra. Tiene que ser una web accesible. Facilitar el registro de datos: Agilizar el proceso de registro de datos con un auto-completar ayuda mucho a conseguir el lead. Además, debes tener en cuenta qué datos son importantes para la base de datos de tu eCommerce y cuáles no. Seguramente el teléfono pueda ser necesario y, sin embargo, la fecha de nacimiento no lo sea tanto. Evita formularios largos, si es posible. Proceso de compra fácil y transparente: Evita que tengan que registrarse para comprar, indica en qué paso de la compra se encuentran, y da la posibilidad de editar y modificar los datos durante el proceso de compra.

Fuente: https://www.isdi.education/es/blog/es-como-funciona-funnel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat